Respiración consciente: una técnica para calmar el cuerpo y la mente

respiración con atención plena

Respirar es una de las cosas que no dejamos de hacer hasta el fin de nuestros días, y seguramente sea una de las cosas que menos prestamos atención.

La respiración consciente nos ayuda a focalizar nuestra atención en nuestra propia respiración y por tanto tomar conciencia de ella. Prestar atención a nuestra respiración nos ayuda a devolver nuestra mente que divaga a nuestro cuerpo presente.

A través de la respiración consciente conseguimos rescatar a nuestra mente que a menudo se encuentra atrapada en muchísimas cosas a la vez (pensamientos, recuerdos, planes de futuro, etc) para pasar a tener solamente una cosa en la mente: las sensaciones corporales de nuestra respiración.

¿Qué es la respiración consciente?

La respiración consciente es una técnica para llevar tu atención a la respiración y te permite centrarte en ella cuando tu atención se desvía hacia otros pensamientos. Esto te ayuda a conectar con el momento presente, en el aquí y el ahora, a la vez que te aleja de aquellos pensamientos negativos como pueden ser las preocupaciones (pasadas o futuras).

El objetivo no es solamente que la mente se relaje, sino que va mucho más allá. Trata de que seas consciente de tu propia respiración y la explores las sensaciones de tu cuerpo que se producen en cada momento. Así que cuando respiramos, el hecho de prestar atención plena a la respiración significa ser consciente de nuestra propia respiración.

¿Cómo afecta la respiración consciente al cuerpo y la mente?

El cuerpo y la mente constituyen un solo ente. Si tu mente está tensa con preocupaciones y pensamientos llenos de ansiedad, automáticamente tu cuerpo responde de la misma forma y también se tensa.

Cuando sufres ansiedad o estrés, tu cuerpo empieza a reaccionar para luchar contra esta energía que no sabe cómo gestionar. Es entonces cuando el cuerpo se tensa y puede que algunas zonas se contracturen, especialmente la parte superior de la espalda como son las cervicales.

Practicando la respiración consciente vas a conseguir relajar tu cuerpo y calmar tu mente. La respiración consciente te ofrece la oportunidad de calmarte y distanciarte de tus preocupaciones que te llevan a una montaña rusa de emociones.

¿Como se practica la respiración consciente?

Si quieres probar la técnica de respiración consciente te propongo este ejercicio de mindfulness centrado en la respiración que tan solo te va a llevar 10 minutos.

  1. Encuentra una postura cómoda. Sentado en una silla o tumbado en la cama. Debes encontrar aquella postura que sea cómoda para ti. Después, si quieres, cierra los ojos.
  2. Se consciente de las sensaciones de tu propia respiración. Siente el aire como entra por tu nariz y sale por tu boca. Siente como el pecho o tu barriga suben y bajan con cada inspiración y espiración. En cuanto hayas encontrado una de estas sensaciones en las que te sea fácil ser consciente de tu respiración, intenta mantener tu atención ahí durante el tiempo que dure el ejercicio.
  3. Continúa con el ejercicio sin intentar controlar lo profundo y rápido que respiras. Deja que la respiración fluya por si misma, de forma natural y siéntela.
  4. A los 10 minutos, abre lentamente los ojos. Puedes ponerte una alarma al móvil o con un reloj para controlar el tiempo y evitar distracciones mirando la hora.

Durante el ejercicio, tu mente no tardará mucho en secuestrar tu atención y llevarte hacia otros pensamientos, ideas, planes, recuerdos, cosas que tienes pendientes por hacer, dudas de si lo estás haciendo bien, etc. Esto es completamente normal y no pasa nada malo. En cuando te des cuenta de que esto ocurre, vuelve a llevar tu atención a la respiración otra vez.

Intenta no machacarte de que no estás haciendo bien el ejercicio si esto pasa. En vez de criticarte, anímate por haberte dado cuenta de ello y vuelve a centrarte en la respiración. Uno de los objetivos de la respiración consciente es darse cuenta de que esto ocurre.

Meditación guiada centrada en la respiración

Este vídeo te enseña a practicar la respiración consciente a través de un ejercicio de mindfulness centrado en la respiración. Si se te hace difícil practicarlo por ti mismo, estos ejercicios guiados los puedes encontrar en Youtube y te pueden ser de gran utilidad.

Solamente debes elegir un lugar tranquilo en el que nadie te interrumpa, adopta una postura cómoda, cierra los ojos y sigue las instrucciones al reproducir el vídeo.

Espero que este ejercicio te sea de gran utilidad y te animo a practicarlo todos los días. Se sabe que la práctica de la respiración consciente de 10 minutos al día produce beneficios para tu cuerpo y mente a medio plazo, mejorando así tu bienestar y calidad de vida.

Ya solamente me queda pedirte un favor. Comparte este post en tus redes sociales y Whatsapp para que otras personas a que puedan beneficiarse de esta potente recurso y calmar su mente.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies